lunes, 25 de julio de 2011

Hay estrellas que bajan y luego vuelven al cielo

Ayer me enteré de una noticia que no fue para nada de agrado, todos la conocían, sí : la reina del Soul falleció. Y para mí personalmente la mejor cantante del siglo en este estilo de música.
Muchos le descalificaban por sus adicciones y trastornos, yo admito que es verdad, sé que la droga  no beneficia en nada y en este caso terminó con la propia Amy Winehouse.
Sinceramente nosé porqué exactamente me gustaba, por su forma de cantar, de expresarse, por cada palabra que había en sus canciones, por su voz inconfundible, por ese talento.
Una muerte trágica, miles de personas dolidas.
Por que era ella y no tenía miedo de mostrar al mundo sus defectos, está claro que no era perfecta ni mucho menos.Pero lo que también está claro es que todas esas fabulosas canciones nadie le puede ni podrá quitar el mérito a pesar de todos sus errores cometidos, porque fue grande y lo será siempre.
Por eso, Amy, espero que descances en paz y que tu grandeza artística nunca se borre ni olvide.